Blog

Fuerte impacto del WOPR en Uruguay, en 1era persona

Gustavo Vázquez fue uno de los primeros latinos en participar de WOPR, lo cual abrió una ventana que con el tiempo implicaría nuevos horizontes y oportunidades para Uruguay, para toda la región y para el mismísimo crecimiento de la industria IT. En 2022, por primera vez en la historia, el workshop fue celebrado en América Latina, específicamente en Uruguay, y hosteado por Abstracta. Conoce el testimonio de Gustavo en este artículo.

Gustavo Vázquez, a punto de hacer historia, recién llegado a Nueva York para participar de WOPR10, en 2008.

WOPR se celebró por primera vez en octubre de 2003 en Nueva York, con Scott Barber, Ross Collard y Dave Jewel como sus Contents Owners. A lo largo de estos casi 20 años, el workshop ha cobrado una fuerte relevancia en la industria IT y ha generado un profundo impacto en el desarrollo global en diferentes partes del mundo.

Gustavo Vázquez fue uno de los primeros latinos en participar de WOPR. Fue en mayo de 2008, también en NY, y el principal tópico del evento era: “How can we teach performance testing?” La consigna cabía de modo óptimo en las aspiraciones de Gustavo, dado que en ese momento él se desempeñaba como Consultor en el Centro de Ensayos de Software (CES) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, en Uruguay.

Hoy Gerente de Proyectos en Pyxis hace más de 8 años y docente universitario hace casi 24, el paso por WOPR dejó huellas en el trayecto y la visión de Gustavo. Y, en consecuencia, en el camino de aprendizaje de cientos de estudiantes, grandes protagonistas de los desarrollos de software de la actualidad y del futuro. Muchos de ellos y ellas, además, se constituyen como exitosos líderes e importantes referentes de la industria a nivel global.

Su presentación en la edición N°10 del workshop evidenció que enseñar performance en el ámbito académico no solo era posible, sino también necesario. El WOPR avaló su posición y, a partir de allí, emergieron nuevas carreras y posibilidades de formación en Uruguay y en el mundo, las cuales tuvieron profundas repercusiones en la industria.

Nada de todo esto era imaginable para Gustavo en ese lejano 2008 en el que fue convocado para participar del prestigioso evento.

¿Qué sensaciones te generó cuando te invitaron a participar al WOPR10?

Fue todo muy raro, como un shock. No solo por el evento, sino por quién me estaba invitando: fue el mismísimo Scott Barber, a quien en aquel entonces lo veíamos como el gurú máximo del tema. Luego, al llegar al evento, me recuerdo conversando con gente que conocía de libros y tenía mucha experiencia, y descubriendo con asombro que podía mantener charlas de igual a igual con ellos. También me recuerdo recibiendo un feedback personal increíble de Rob Sabourin al terminar mi presentación… Creo que la sensación en aquel momento fue de total impacto, de no poder creer en donde estaba.

Incluso ahora, al recordarlo, se instala en mí una sensación de incredulidad muy grande respecto a lo que logramos. Y digo “logramos” porque el conocimiento que me permitió posicionarme allí en el WOPR fue algo que habíamos generado entre unos pocos, apenas con algunas guías básicas de cómo hacer las cosas, con muchísimas ganas y empuje.

¿Cómo te enteraste de la conferencia?

Conocíamos WOPR con el equipo de aquel entonces de la CES (Federico ToledoMatías Reina y Simon de Uvarow). Lo veíamos como algo muy elitista por aquel entonces. Ese año, el tema daba para que nosotros, gente de la academia que estábamos jugando a hacer pruebas de performance e incluso enseñar a otros, pudiéramos mostrar lo que hacíamos.

Había conocido a Scott en un evento en Madrid donde fui conferencista. Cuando vi que el WOPR tenía ese tema, le mandé un mail con unas PPTs de una charla que comparaba diferentes pruebas de performance con carreras de Fórmula 1 de distintas épocas. Eran cosas que en aquellas épocas nos animábamos a hacer con gente como Mónica Wodzislawski, propuestas creativas que más que enseñar algo que nosotros todavía estábamos aprendiendo implicaban dejar a la gente pensando. Tan solo un día después, me encontré con la respuesta de Scott, con copia a la organización, comentándome que si lograba llegar a Nueva York, estaba dentro del evento.

El tema principal de esa edición, la WOPR10, fue: “How can we teach performance testing?” ¿Cuál fue tu principal aporte en este evento?

La visión académica no estaba presente en el evento y creo que ponerla arriba de la mesa fue en su momento el mayor aporte. Los que estaban allí tenían todos un perfil diferente, más orientado a la profesión. Y enseñar era enseñar a sus pares, a profesionales. Creo que la visión de que se podía enseñar performance como una asignatura en una universidad no estaba en el alcance definido. Ese fue el aporte más grande que llevamos a ese evento.

¿Cómo modificó esto el panorama académico y la formación profesional?

Hasta ese momento se estaban pensando hacer pequeños cursos en la universidad, pero nada muy formal. La presentación que llevamos a WOPR10 puso arriba de la mesa que enseñar performance en un ambiente de educación terciaria era algo posible y necesario. Hasta aquel entonces, no había nada a nivel terciario en el ámbito nacional ni tampoco internacional, y el WOPR lo validó. Con el tiempo, surgieron en Uruguay cursos de postgrado de performance, carrera de testing en el CES y una materia opcional de verificación de software (con bolilla de performance incluida).

¿Qué aprendizajes te llevaste contigo?

Otro mundo. Otro tipo de gente, otro tipo de cabezas. Otra manera de entender los temas de performance. Me llevé mucho: contactos y conocimiento nuevo. Me ayudó a comprender las fortalezas del CES, desde la cual sería posible aportar una mirada nueva al tema, incluso para los capos a nivel mundial.

Estar rodeados de gente representativa del mercado y con gran conocimiento me hizo ver todo lo que teníamos para recorrer en aquel momento. Pero también me hizo comprender que estábamos a nivel, que veníamos recorriendo un muy buen camino. Que desde Uruguay podíamos estar ahí, y estar a un nivel mundial con esos servicios desde el sur. Me hizo creer que podíamos hacerlo. Fue una experiencia fuerte.

A través de tu participación, América Latina tuvo presencia en un prestigioso evento internacional de la industria IT. ¿Consideras que esto ha sido de valor para el posicionamiento de Uruguay como hub digital de la región?

Creo que fue el inicio de mucho. Los contactos que se trajeron de aquel evento permitieron que luego pudieran venir a dar cursos, a acompañarnos en eventos y que incluso hoy esos contactos y eso que generamos en el WOPR en aquel momento pudiera ser usado no solo por el CES, sino por todo el ambiente y la comunidad de testing que se creó a partir de ese momento.

Considero que lo que hizo el CES por el mercado y la calidad del software en Uruguay, y la posibilidad de tener un nombre a nivel regional, tuvo un componente en lo que nos trajimos de aquel evento y otros que se dieron posteriormente.

¿Qué importancia crees que tiene que se haya celebrado por primera vez en América Latina y específicamente en Uruguay?

Otro paso más en el reconocimiento de Uruguay como un lugar en donde se hacen las cosas bien y un país proveedor de servicios y capacitaciones en testing a nivel regional y mundial. Es la confirmación, muchos años después, de que veníamos por el camino correcto.

Fue increíble que participen desde Uruguay y poder estar con profesionales de primer nivel acá nomás, en el patio trasero de casa. Creo que para aquellos que están organizando este evento es algo muy movilizador, una felicitación enorme para quienes lo lograron. Sin dudas, esto seguirá abriendo puertas para mucho más.

WOPR29: Workshop on Performance and Reliability 2022 en Uruguay

¡No te pierdas Quality Sense ConfLa conferencia pionera en trascender fronteras en Latinoamérica. El evento se realizará justo antes de WOPR Latam en medellín, Colombia, donde podrás aprovechar la oportunidad para conocer en persona a muchos de los speakers del workshop.

¡Síguenos en LinkedInTwitterFacebookInstagram y YouTube para conocer más sobre nuestra cultura y ser parte de nuestra comunidad!

152 / 252